Casonas de la calle San Juan

En este recorrido, por las viejas casonas de la calle San Juan, antiguo camino real, vamos a poder observar algunas que probablemente se construyeron antes de finalizar el Siglo XIX.

El estilo para la época se centraba en la europeización y casi siempre era la aplicación del modelo cultural francés.

CASA DE LA FAMILIA ZARATE
Registros a determinar, se calcula tiene mas de 200 años.

CASA DE LA FAMILIA NASSR

Don Nazario Nassr y su esposa Allid de Zim llegaron aproximadamente a Río Blanco, hacia 1.892, desde Monjardi, Siria.

Se instalaron primeramente en la casona, en que hoy solo se encuentra el aljibe y abrieron un almacén.

Tuvieron varios hijos y adquirieron las tierras a Don Francisco Rivero, sobre la ruta vieja.

La casona se comenzó a construir hacia 1.896 aproximadamente y contaba de dos salas grandes utilizando ladrillos tanto para las paredes como para el piso. Paulatinamente la fueron ampliando y modificando, adoptando la construcción con galerías propias del periodo neoclásico.

Don Nazario fue el que trajo de sus tierras, de la Republica Árabe Unida, un caballo de pura sangre.

Entre los paisanos de la época se ayudaban y comenzaron sus ventas de puerta en puerta llevando sus productos en canastas. Don Nazario instaló el almacén de ramos generales en la nueva casa.

Próximo a la casa, estaba la comisaría y Don Luis Ortiz tenia la lechería y el actuó luego como comisario.

Otro vecino de esa época fue Don Walter Yunotrich, quien tenia una casa que expendía bebidas y estaba casado son una Señora de apellido Gómez, vivían a una cuadra y media de la casa que tenia el aljibe.

CASA DE LA FAMILIA HAIMAN

La casona se encuentra ubicada en la calle San Juan, antiguo camino que unía Río Blanco con la capital jujeña.

Está construida con paredes de adobe, revocadas, de aproximadamente 60 cm de espesor. Cuenta con cuatro habitaciones, dos de las cuales son muy amplias. En la parte superior se observan en las aristas, guardas decorativas y detalles de bajorrelieve, al igual que en la parte central donde colgarían antiguas arañas. Los pisos son de mosaicos y en la sala principal se observa un hogar anexado a la pared. Cuenta con un baño muy amplio, bañera con patas torneadas, pisos de mayólica, techo de madera y detalles en bronce en el toallero y al parecer de vidrio el sostén.

Según cuenta don Mario Rivero, su padre Francisco Rivero, era un gaucho que siempre vestía a esa usanza y fue quien construyó una parte de la casa. Este murió en 1.931, cuando él (su hijo) tenía 5 años de edad y su madre murió dos años después.

Fue don Francisco quien vendió tierras a sus vecinos por ejemplo los Nassr y al padre del desaparecido Javier Cazón. Este ya tenia otra tierras. La familia Rivero poseía aproximadamente 300 hectáreas, hoy sólo conserva 51 ha. En esas tierras se cultivaban cebada, maíz, papa y caña de azúcar.

Hacia 1.931 había en esa finca, un trapiche de madera con el cual se elaboraba chancaca y miel. Recuerda don Mario que por aquellos años la festividad de la Virgen de Río Blanco se desarrollaba de esta manera, llegaban a la mañana desde la Capital, los peregrinos, se realizaba una misa y luego se trasladaban hasta una casa donde se expendía comidas y bebidas. Por la noche la Virgen era llevada de regreso a la Capital acompañada con antorchas y banda de música.

La casa fue rematada y comprada por un ingeniero alemán, Alberto Kreusser. Este fue quién realizó algunas modificaciones y ampliaciones a la misma. Construyó una pileta natación, cancha de tenis, fútbol, golf, de bochas, mini pool. Fue el primer vecino de Río Blanco en tener energía eléctrica. En ella se concretaban reuniones no sólo deportivas sino también sociales, a las que asistían las familias más renombradas de la ciudad. Ya en 1.943 la producción de olivo y naranjas era abundante en esa finca. De esa época data un lugar llamado “Olivia”.

La Época floreciente de esta casona fue indudablemente cuando vivían los Kreusser. Los ancianos del lugar cuentan que era abundante la producción de frutas y verduras y que se despachaban a Buenos Aires por medio del ferrocarril. Además contaba con criaderos de conejos y gallinas, que los colocaban como uno de los grandes productores de la capital.

En la época de producción de naranjas, la plaga de la langosta azotó la zona y durante la presidencia de Perón la zona fue fumigada con plaguicidas por vía aérea, lo que provocó que muchas plantas se secaran.

Los Riveros, hacia 1.941 vendieron aproximadamente más de 10 hectáreas entre su tío y el abogado apoderado. Hacia 1.952 la casona fue adquirida por el Sr. Carlos Haimann, actual dueño. La producción de la finca se centra, hoy, en el cultivo del Tabaco y verduras.

Hoy en día el esplendor de la vieja casona se ha perdido, la pileta de natación no existe esta cubierta y el resto cuenta con terreno arados.

CASONA DE LA FAMILIA MONTENOVI–MODENA

Es otra de las casas que están sobre el camino real, no pertenecen a la localidad de Río Blanco, luego de la constitución del departamento de Palpalá pero debe ser incorporada al circuito.

Esta casona fue comprada en 1.927 a Emilio Bidondo por don Carlos Montenovi. Posiblemente le haya hecho refacciones y ampliaciones Don Carlos.

Sus alrededores eran tierras trabajadas con verduras y frutas. Cuenta Elba Montenovi que se cultivaban hasta sandias y melones en épocas de sus abuelos.

Hoy la casa tiene ampliaciones, pero se ha tratado de refaccionarla, siguiendo la construcción tradicional, la mayoría de las puertas y ventanas son de la vieja casona. Prácticamente la parte de adelante es la original e incluso están los árboles plantados con anterioridad a la llegada de la nueva familia.

La construcción original es de adobe con paredes de hasta 70 cm. de espesor.

CASA DE LA FAMILIA QUIROGA

La casona se encuentra ubicada actualmente en la calle San Juan, de Río Blanco. Esta registrada en el Libro 8, Folio Nº 351, Padrón A 3.878, La Capital, Lote 71. El terreno mide aproximadamente 35 metros de frente por 200 metros de fondo.

La vivienda fue adquirida en el año 1.978 por sus actuales dueños a través de un remate ejecutado por el Banco. Recién en 1.986 fue habitada nuevamente luego de una series de modificaciones. Esta casa conserva dos habitaciones construidas con adobes, paredes muy altas y anchas y una galería hacia el frente. En la fachada frontal, según nos informó el propietario, se realizaron algunas modificaciones. En la parte superior existía un alero que iba de menor a mayor, en este se encontraba inscripto el año en el que se construyó la vivienda: 1.896. La galería está sostenida por columnas, las cuales fueron construidas con hierro forjado de grueso espesor, hoy están recubiertas por ladrillo y revoque. Las mismas sostienen dos grandes vigas de madera de una sola pieza en quina, con una longitud de 15 m y adosada a la misma hay otro tirante pero que no tiene la misma longitud que la exterior. El techo también fue modificado, antiguamente estaba construido por ladrillones de 60 cm de largo.

De acuerdo a la información recabada por su propietario, Funcionó allí un cabaret, prueba de ello son las pinturas encontradas en las paredes cuando se hizo la remodelación del revoque , también funcionó la primera escuela de Río Blanco, anterior a la destruida y de la cual sólo queda un aljibe.

Fue comisaría, carnicería y hasta vivió allí una mujer que realizaba abortos, puesto que en una excavación para construir un aljibe, se encontraron restos de huesos humanos muy pequeños.

Recomendamos para mas información visitar http://sansalvadordejujuy.gob.ar/cultura-y-turismo