Rio Blanco

El siguiente proyecto, desarrollado por el Colegio Modelo de Palpala, busca recuperar y hacer conocer la rica historia que encierran estas tierras Jujeñas a través del turismo cultural.

Dentro de la gama de paisajes culturales correspondientes al Circuito Turístico de los Valles, se ha podido detectar un espacio digno de ser considerado como un área turística cultural , entre Palpalá y Jujuy: El antiguo camino que unía El Alto Perú con el Virreinato del Río de la Plata.

El camino viejo, como es conocido por los lugareños y los viejos promesantes que hoy se denomina “Provincia de San Juan”, posee un conjunto de viejas casonas que algunas datan de finales del Siglo XVIII, a lo que se agregan el antiguo trapiche, que según investigaciones podría ser una de los primero en emplearse en la molienda de la caña de azúcar en la provincia y la antigua Capilla de Río Blanco y Paypaya.

Las casonas de este pintoresco pueblo de Río Blanco, muchas de ellas centenarias, y especialmente el Santuario de la Virgen, con su solemne humildad, aún no fueron reconocidos ni declarados monumentos nacionales por su valor histórico y artístico.

Este Camino Viejo de la Localidad de Río Blanco, antiguo camino real y sus escondidos rincones históricos y arqueológicos, aún esperan ser incorporados y explotados cultural y turisticamente.

Ubicacion del Rio Blanco

Río Blanco pertenece al Departamento Palpalá . La altura sobre el nivel del mar es de 1.149 mts. Muy próximo al límite Oeste con el Departamento Manuel Belgrano, donde esta emplazada la Capital de la Provincia, San Salvador de Jujuy, distante a 8 Km., sobre la Ruta provincial N° 1, ruta que une a la Capital de la Provincia con la Ciudad de Palpalá que dista a 5 Km.

Este pintoresco lugar supo ser desde el comienzo de nuestra historia, albergue de los primitivos pobladores aborígenes (existen vestigios de su presencia en el lugar) y en la época de la colonia fue poblada por españoles y luego por las nuevas oleadas de inmigrantes, italianos, alemanes, árabes, etc. pasando a ser el huerto de la ciudad, por la fertilidad de sus tierras y el benigno microclima que la caracteriza. Pronto se convirtió en el lugar favorito de descanso de las familias tradicionales del lugar. Su posición geográfica preferencial en el valle de Jujuy, condujo a que desde muy remotas épocas se asentara el hombre en sus tierras. Hoy su configuración territorial se presenta como una zona urbana–rural bien definida

Río Blanco posee puesto de salud, biblioteca, destacamento policial, agua potable, energía eléctrica y teléfono.

En esta localidad se encuentra el importante Santuario de la “Virgen de Río Blanco y Paypaya”, Patrona de la Provincia de Jujuy

Palpalá como sitio arqueológico
En un terreno que se utilizó para cortada de ladrillos quedaron al descubierto varias capas culturales que poblaron aquel valle entre el 1.400 a. Cristo y el año cero de la era cristiana. Se calcula la dimensión del terreno arqueológico en unas tres hectáreas que indudablemente por el desconocimiento del tema, las tareas agrícolas hayan hecho estragos. Sin embargo entre lo que se pudo rescatar en una capa ubicada a unos 2,80 mts. de profundidad se observó cerámica de la cultura San Francisco, cantos rodados, lascas, partículas de carbón y fragmentos óseos.

Balanza HispanicaEs muy importante agregar también en esta historia, un hecho desconocido por muchos , que consideramos sería muy importante ahondar en el y estudiar a fondo las viejas crónicas para identificar y rescatar el lugar y es el llamado PUCARÁ DE PALPALÁ.

Según Vergara, no se sabe cual es su origen ni desde cuando está, pero las crónicas de 1582, ya lo registran como existente. El Pucará Grande de Palpalá que según el libro de Fundación de San Salvador de Jujuy, estaba al fin de una pampa que se extendía por debajo de la ciudad y por el camino de la gobernación. Según un pedido de tierras de Alonso de Tovar describe así “ en distancia de una legua de tierra por debajo del pucará y pueblo de Jujuy, que es en otro Pucará Grande( Palpalá) que esta a una legua de distancia en la misma barranca, junto al Río Grande “ ¿ No será posible acaso ubicarlo y rescatarlo para nosotros mismos y como atracción turística?

Hacha de metalAntonio Paleari desde sus estudios, expresa: ”Muy cerca de la desembocadura del Río Blanco quedan unas barrancas de las que emergen cantidad de restos arqueológicos, principalmente tiestos, huesos y piedras talladas.

Algunos estudiosos aficionados como el Dr. Antonio Alvarado tienen el privilegio de poseer algunas piezas intactas de estos hallazgos. También se encontraron varios fragmentos de pipas. Otros dos conjuntos de restos arqueológicos han sido denunciados en el ejido de Palpalá. En el caso los restos de esta antigua cultura descubierta en Palpalá se la llamó La Cultura de San Francisco, porque la misma abarcaba una amplia región que era recorrida por el Río homónimo. Caracterizaban a esta cultura, entre otros, la cerámica gris pulida, que es un tipo de arte muy exquisito ya que su decoración se realizaba mediante instrumentos punzantes y según podemos observar, son piezas de una gran delicadeza artística que asombra, ya que la confeccionaban hace 2000 años.

También trascendió el hallazgo de hachas pulidas de piedras y manos de morteros en la zona de Río Blanco, antiguos habitantes de la zona poseen en sus hogares numerosas muestras de este pasado, muestras que rescataron desde los fondos mismos de sus casas o quintas mientras trabajaban la tierra, así nos cuenta n los vecinos, quiénes nos relatan de un hallazgo que realizó cavando un pozo para refrescar la chicha que vendía en su puesto durante la Fiesta de Río Blanco, o el Señor Iriarte, que cuando trabajaba en cortada de ladrillos. Asombra la ingenuidad de estas personas al comentar que encontraban vasijas y otros utensilios y allí nomás las tapaban porque les provocaba temores sobre duendes u otros espíritus también.